Te proponemos este simple ejercicio de reflexión que quizá te dé alguna pista sobre el punto en que te encuentras y las posibilidades de mejora. Desde una visión global y transversal de la comunicación y la tecnología el abanico que se abre es muy amplio.

¡Necesito una web!

Si no estás en Internet no existes. :-O

Como decía Ugarte, el navegante solitario: “Cuando te planteas coger un rizo porque el viento arrecia es que ya lo debías haber cogido”. Cuando vas tarde, el mejor momento para rectificar es AHORA.

Hace ya tiempo que debí actualizar mi web

Tengo web pero casi prefiero no enseñarla mucho :-/

La hice hace tiempo y no la he actualizado de manera que me sirve para que Google me muestre (cuando hay suerte) pero no hago mucho más alarde con ella. No está al día.

¡Qué lástima que mi web no se ve bien en los móviles!

¡Y cada vez hay más móviles! 8-(

Hay elementos que se salen del cuadro o no aprovechan las funcionalidades del móvil. Estoy generando una experiencia de navegación negativa a más de la mitad de mi audiencia y eso perjudica a mi marca. Necesito que sea responsive

Mi web es moderna y atractiva pero me sale caro mantenerla

¿Puedo hacer que me genere dinero en lugar de que me cueste?

La web es una inversión y como tal debe ser rentable, ya sea por ingresos por ventas, publicidad, imagen, eficiencia interna, servicio al cliente o generación de influencia.

Hay que analizar cada caso pero el recorrido es muy extenso.

Existen cantidad de funcionalidades en la nube

Hoy la nube tiene de todo

¿Teniendo mi web podría integrar gestiones como ventas, control de stocks, facturación, abastecimiento o marketing sin tener que pasar los datos de un programa a otro, reduciendo tareas y tiempos?

¿Y cómo aprovecho toda la información que me da?

¿Sé analizar lo que pasa en mi web para sacarle todo el partido y puedo adaptarla yo mismo dinámicamente?

¿O en su lugar me convendría contar con un servicio de vigilancia tecnológica externo?
¿Vemos tu caso juntos?